“Un verdadero artista es aquel que tiene la habilidad de  comunicar.” 

Sharon Kalach

Directora general y fundadora de Infinity Dance Academy 

Aprendes a vivir, viviendo. Aprendes a bailar, bailando. Es así de simple y no hay nada mas que decir al respecto. Atrévete a hacerlo y vas a lograrlo."

Mi pasión por la danza empezó desde que tenia 6 años, participé en todas las actividades relacionadas con la danza. Siempre soñé con esto, pero no sabia como lograrlo.

Seguí los pasos convencionales que los papas esperan que sus hijos cumplan, ir a la escuela, graduarme, y entrar a la universidad. Me metí a la carrera de Mercadotecnia, a los 2 años me di cuenta que mi sueño era ser bailarina y tener mi academia de danza, sin embrago no lo estaba haciendo.

Decidí salirme de la carrera y empezar a entrenarme profesionalmente como bailarina. 

 

Primero me entrené de tiempo completo en una academia profesional en México, ahí aprendí muchos diferentes estilos de danza como ballet, jazz, hip hop, contemporáneo, telas, tap, street dance, etc. Tuve la oportunidad de bailar para diferentes eventos privados, conciertos, auditorios y televisión. Me fui a Nueva York, Los Ángeles y  participe en cursos y competencias nacionales.

 

Pero igual no sabia como iba a lograr mi sueño? Bueno primero que nada, la gente no se canso de decirme que era muy difícil de lograr, que muy pocos sobresalen en esta carrera, que tenia que entrenarme por muchos años para poder ser bailarina y coreógrafa profesional. Y si, no te voy a engañar, por un momento me sentí muy chiquita enfrentando un sueño tan grande, pero decidí ignorar todo lo que me habían dicho y empecé a trabajar hacia mi meta.  

 

Junte todo el conocimiento que obtuve en la danza y en mi carrera como bailarina. Me di cuenta que nadie te enseña a realmente comunicarte con tu danza, a poder literalmente transmitir al publico un sentimiento, emoción, pensamiento, idea o creación. Nadie te enseña a encontrar tu propio estilo, a encontrarte a ti misma, a entender la música, a saber como te gusta a ti mover tu cuerpo, etc.

 

En todas las academias que asistí en México y en otras partes del mundo nunca encontré lo que yo buscaba, un espacio de confianza para poder explorar mi propia realidad, mi verdad y mi razón de bailar. Entrenarme se volvió algo que tenia que hacer en ves de ser algo que realmente disfrutaba. Me canse de  ser una maquina que duplicaba lo que el maestro decía, y busque explorar lo que verdaderamente me hacia vibrar. Empecé por improvisar, en mi casa, en la calle, en el gimnasio, en todos lados. Empecé a entender la música, que ritmo lleva, que música me gusta bailar y porque, como me gusta mover mi cuerpo y a saber que es lo que me inspira. Me di cuenta que el entrenamiento como bailarina es una parte muy importante, más que eso, es la base de todo. Pero no sirve de nada ser la mejor bailarina técnicamente y no transmitir nada. Por eso lo primero y lo mas importante es conocerte a ti misma, para así poder comunicar algo a través de tu danza, y siempre buscar ser mejor cada día en tu técnica. Pero nunca sacrificar la comunicación.

“Un verdadero artista es aquel que tiene la habilidad de  comunicar.” 

 

Pero bueno, para concluir con todo esto, puedo decir lo siguiente: “Aprendes a vivir, viviendo. Aprendes a bailar, bailando” es así de simple y no hay nada mas que decir al respecto. Atrévete a hacerlo y vas a lograrlo.

Esto es lo que quiero ofrecerles a todos ustedes, la capacidad de aprender distintos estilos de danza, y al mismo tiempo a ser capaz de crear una clase, una coreografía, un estilo propio.

 

Producto final valioso:

Una persona que sabe usar su cuerpo confiadamente para comunicar a través de la música cualquier emoción, pensamiento, sentimiento, idea o creación. Llegando a obtener su propio estilo de danza.